fbpx

La Misión del Alma – I

 

Vivencia propia 

Honrar el viaje elegido

7 años atrás exprese un pensamiento muy sentido y con una convicción absoluta hacia donde quería dirigirme, me visualice en forma completa.

“Quiero brindar mis servicios en forma on line, y vivir en diferentes lugares, y viajar por el mundo”

Esto lo compartí con Patricio, mi hijo mayor y él, con seguridad, me dice mamá, lo vas a lograr.

Ese deseo tan profundo y simple a la vez, fue una inspiración llena de certeza y claridad.

Y esto comenzó a mover la energía, a prepararme para que el deseo – semilla, germinara en tierra pura, fértil, liberándose de todo lo que ya no necesitaba y nutrirse de cualidades, nuevos hábitos, las cuales se fueron potenciando.

Como buscadora de la verdad y del conocimiento, agradezco cada evento, experiencia, conocimiento, relaciones, personas que se han ido y han llegado a mi vida.

Cada deseo de cambio, es deseo de CRECER…

De movilizarse a otro nivel de evolución, nos impulsa a salir de una seguridad ilusorio.

Nos va preparando para tener la fuerza de salir del autoengaño.

En el crecer nos auto generamos el desequilibrio, el caos, hay una conmoción de energía, se hace una redistribución de la energía en las distintas áreas/dimensiones de la vida, esto implica tener estabilidad psíquica, alienarse, conocerse, verse, ya que el vaivén es constante.

Nos vaciamos y nos volvemos a llenar de nuevas experiencias, conocimientos y vivencias.

Este fluir cada día es más rápido, la integración es instantánea, se siente un apremio interior por ver la manifestación de un pensamiento simple, despojado del deseo egoísta, sino con la intención de compartir.

Cuando uno es consciente de esto, comprendemos la maravilla de la vida.

Y esta nueva conciencia nos muestra que siempre estamos aprendiendo e internalizando,  ya sea por experiencias positivas como aquellas que llamamos negativas o que se presentan como obstáculos.

La integración de los opuestos ahora se percibe de otra manera, somos conscientes de la dualidad, ya no nos afecta tanto como antes.

Respetamos cada pensamiento, cada palabra que sale de nuestro ser, somos el creador de nuestra realidad.

Ser guiada y conducida por la conciencia superior es una “Responsabilidad Amorosa”, es un privilegio para el ser humano saber para qué ha venido a esta existencia física.

  • Mi propósito es simple, compartir, enseñar, transmitir conocimientos, en un lenguaje claro, entendible, aplicable a la vida misma.
  • Te ayudo a identificar convicciones, emociones en la acción y motivar la autorrealización en todas las áreas de la vida.
  • ¿Cómo desarrollar tu capacidad de auto-sostén y una profesión que reúna solidez, vitalidad y seguridad?